En un mundo dominado por las prisas, las cuentas y los finales de mes, cada día la mujer se masculiniza. Somos agresivas en nuestros trabajos, no mostramos nuestros sentimientos porque sería debilidad, y nos dicen que todo lo innato a la mujer es flaqueza o inestabilidad emocional.

Aquí reclamo un espacio para la emoción, la intuición, la sabiduría ancestral que ha sido trasmitida a través de todas nosotras y que tenemos olvidada en un rinconcito de no sabemos donde.

Si eres hombre o mujer da igual, sitúate alrededor del fuego y recordemos como llegar de nuevo a nuestra esencia. Entierra tus pies en la tierra y alza tus brazos como ramas que buscan el calor y la luz en el cielo. Déjate llevar. El instinto escucha a Natura.

Comments (1)

On 25 de febrero de 2009, 22:29 , Clematide dijo...

¡Hola Loto!
No me acordé de preguntarte la dirección de tu blog, pero dejaste miguitas, je je je, y aqui estoy para dejarte mis besos y darte la enhorabuena por tu blog.
Vendré por aqui a curiosear y empaparme de sabiduría.
¡Mucho ánimo!
(te está quedando precioso, ¿has visto el de Carlos?)