El alma del hombre es como el agua.
Viene del cielo, se eleva hacia el cielo,
y vuelve despues a la tierra, en un eterno ciclo.
GOETHE

Comments (1)

On 30 de abril de 2009, 22:54 , Clematide dijo...

Solo que el agua no tiene miedo al cambio, ni se queja, ni se resiste...digo yo que algo tendremos que aprender ¿no?
Muchos besitos, super guapa.
(Echaba de menos leer algo por este precioso rinconcito!)