Un filósofo y monje budista, escribe sobre cómo disfrutar de una buena taza de té.



Debemos estar completamente atentos al presente para disfrutar de una taza de té. Sólo siendo conscientes del presente nuestras manos sentirán el calor de la taza. Sólo en el presente aspiraremos el aroma del té, saborearemos su dulzura, y llegaremos a apreciar su exquisitez.
Si estamos obsesionados por el pasado o preocupados por el futuro, dejaremos escapar la oportunidad de disfrutar de una buena taza de té. Cuando miremos el interior de la taza, su contenido ya habrá desaparecido.




No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos porqué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltarlo, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros. ¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!




Por eso, a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, romper papeles, tirar documentos, y vender o regalar libros.




Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación.
Es un proceso de aprender a desprenderse y, humanamente se puede lograr, porque nada ni nadie nos es indispensable. Sólo es costumbre, apego, necesidad. Pero cierra, clausura, limpia, tira, oxigena, despréndete, sacúdete, suéltate.


Pues si, asi de bien me senti cuando sali de clase el Miercoles. Y es que sienta muy bien que te zarandeen y te digan que espabiles de una vez



Se trataba de un hombre que nunca había tenido ocasión de ver el mar.
Vivía en un pueblo del interior de la India. Una idea se había instalado con fijeza en su mente: “No podía morir sin ver el mar”. Para ahorrar algún dinero y poder viajar hasta la costa, tomó otro trabajo además del suyo habitual. Ahorraba todo aquello que podía y suspiraba porque llegase el día de poder estar ante el mar.
Fueron años difíciles. Por fin, ahorró lo suficiente para hacer el viaje. Tomó un tren que le llevó hasta las cercanías del mar. Se sentía entusiasmado y gozoso. Llegó hasta la playa y observó el maravilloso espectáculo. ¡Qué olas tan mansas! ¡Qué espuma tan hermosa! ¡Qué agua tan bella! Se acercó hasta el agua, cogió una poca con la mano y se la llevó a los labios para degustarla. Entonces, muy desencantado y abatido, pensó: “!Qué pena que pueda saber tan mal con lo hermosa que es!”


*El Maestro dice: Por ignorancia, cuando tus expectativas no son satisfechas, te desencantas. El ser liberado sólo espera aquello que ocurre.



"101 Cuentos de la India" de Ramiro Calle



Ya os he presentado a varias lucecitas, y ahora os presento a Maria. Mi querida compañera es una persona encantadora que siempre te mira a los ojos y te pregunta como estas. Pero no solo por preguntar, ella lo hace con todo el corazón.

En este camino que estamos compartiendo, ella llego con el corazón lleno de tiritas, y ahora la miras y es todo alegría. Se ha dado por entero al proceso y ya no necesita esas tiritas que le recordaban continuamente que había sido herida.

Al hablar sobre el tema tuve que reconocer que este proceso no lo estoy viviendo con felicidad, sino desde el miedo. Y estoy tan aferrada en no cambiar lo que quiero que permanezca que no me entrego a recuperar mi alegría. Simplemente no he entendido hasta hoy que al inicio perseguía encontrarme y en un momento dado cambie mi dialogo interior y sustituí mi búsqueda por el pánico al movimiento aferrándome a lo estático.

Mi querida Maria me ha recordado que todo a su alrededor ha mejorado porque ella es feliz en su interior. Ha hallado ese estado que no fluctúa ni se deja balancear con el exterior.

Así, que ahora reclamo mi felicidad y mi alegría. Hay suficiente para todo el mundo y como te dije al teléfono Maria: Me tiro al precipicio porque quiero volver a mi propósito inicial, encontrarme… Gracias cariño.

"Conozco tres tipos de orgasmos: los eléctricos, los que vienen acompañados de un ataque de risa y los que vienen acompañados de nostalgia. Es un momento en el que todo lo demás puede esperar y el tiempo parece detenerse."
Sara da Pin Up
"Tengo orgasmos de ogro, universales, bestiales, suaves, profundos, angélicos, pornográficos, volcánicos, rabiosos, chistosos, femeninos... Pero para que ponerle etiquetas, el orgasmo no se define con palabras."
Adanowsky






Pensando en el día de la mujer y como se celebran actos especiales en estos días me pregunte:¿Por que realmente es tan importante para muchas mujeres el éxito en el mundo laboral? ¿Es solo por tener independencia económica o va mas allá?




Un anuncio que mostraba lo que ha evolucionado nuestra situación en la sociedad desde el siglo XV hasta hoy despertó en mi una sensacion. Y es que parecía como si la mujer durante todos estos siglos se hubiera sentido actriz secundaria de la película de su vida. El protagonista y el guionista de muchas vidas femeninas eran sus padres, sus maridos, sus penurias, las reglas de la sociedad... y al final no solo no eran protagonistas de sus vidas sino que cuando venían a darse cuenta de ello, la película tornaba a su fin y poco arreglo tenia ya...




La sensación que me asalto y a la que me refiero amig@s, era que la mujer había tomado las riendas de la vida laboral dispuesta a triunfar a toda costa para sentirse realmente protagonista de su film. Como si el nivel de éxito obtenido fuera equivalente al peso en la sociedad y la relevancia adquirida a través de ella. Quizá esta sensación solo a sido información subliminal de este anuncio.




Parece que sentirnos plenas y felices por solo SER, no es tan importante como ser unas empresarias de éxito, aunque eso conlleve perder tu esencia en el camino....




No es una critica ni mucho menos a mis compañeras que disfrutan de un trabajo que les llena la vida, ni mucho menos... Me encanta ver mujeres siendo pioneras en investigación, o siendo consideradas las mejores en su profesión. Pero lo que reclamo aquí es el derecho de ser feliz y de ser reconocidas como mujeres de éxito, independientemente de si eso es teniendo un gran despacho o siendo una excelente madre.




Me he cansado de medir mi éxito en una trayectoria a largo plazo, yo quiero medir mi éxito día a día. Quiero sentirme exitosa y satisfecha cada día que salgo de mi trabajo y no quiero esperar a tener 60 o 70 años para decidir si mi trayectoria profesional y personal ha sido un éxito o un fracaso. Porque para esa etapa de mi vida es posible que este saboreando el final del film de mi vida. Y os aseguro a todos que sere la protagonista de mi vida y con un repertorio de lujo gracias a vosotros.
Besitos a todos.







Tras una buena frase como todas las que te hacen reflexionar he podido verme y ver con menos dificultad como trato con mi lado femenino.
La frase en cuestión decía: "Nuestro cuerpo es la materialización de nuestra psique", es decir, exteriorizamos y somatizamos nuestras mas intimas emociones, aunque nuestro consciente no lo sepa, y lo mostramos como verrugas, acné, celulitis, sobrepeso...
No todos están de acuerdo en la somatización de las emociones pero lo que esta claro es que en la memoria genética de la mujer esta escrito todo un popurrí de leyes matriarcales que han marcado el carácter de las familias y de sus mujeres. Al igual que en la etnia gitana y en la cultura árabe, la honra de la mujer es igual a la honra familiar. Así, que todo lo que es placer y sensualidad publica esta vetado e incluso mutilado. Y en las familias españolas tenemos muchas reminiscencias árabes...
La finalidad de este blog desde mucho antes de crearse es conectarme con mi lado mas femenino, con mi sensualidad, con esa capacidad de seducir con una mirada furtiva y estar cómoda dentro de mi piel. De enamorarme de mi misma cada mañana.
Y como siempre tenemos haditas que nos bendicen con sus varitas mágicas, la mía se llama Laura, y hoy me hizo un regalo muy especial: Escucharme.
Y después de una corta pero intensa conversación, me dijo: "Si quieres que tu marido te robe un beso apasionado cada noche y te quite la barra de labios, PINTATE LOS LABIOS"
Así, que estos enormes labios rojos pasión van dedicados a esta etapa que inauguro hoy mismo. Gracias Laurita