Una noche de julio llovía a mares y empezó a formarse en mi ventana un garabato.


Con él pinté por vez primera mis sentimientos en versos de colores. Con él descubrí un camino y un andar que me condujo al océano de mi ser: Alegrías y tristezas, sueños y desvelos, ausencias y silencios, amor, viento, cielo y mar.

Así, sembrando garabatos en el tiempo, revuelvo los mares y agito los ríos con torrentes de ternura contagiosa.

Y me imagino por un momento, que con música celeste, voy llenando de suspiros y notas las locuras de esta vida.

Pero entre sueños, mantengo la mirada, esperando por el alba transparente y guardo tras estos garabatos el reflejo de una lágrima que siente.

Comments (4)

On 28 de febrero de 2010, 0:36 , Clematide dijo...

Lluvia, mares, ríos, lágrimas...mucha agüita para tu corazón ¿no? (aunque precioso lo que sale de él).
Un besito, ¡seco y cálido!

 
On 28 de febrero de 2010, 2:15 , Lotus dijo...

Pues si cielo, agua por todos lados.....

Necesito un poquito de fuego para secar tanta emocion.
Mientras tanto me quedo con tu beso.
Gracias.

 
On 28 de febrero de 2010, 21:41 , ☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Hola!!!

Después de casi dos meses de ausencia, por motivos laborales, y con el tiempo justito de postear minimamente, ahora ya con más dedicación y tiempo, paso a saludarte y ver actualizaciones.

Siempre un placer visistarte, con mis mejores deseos de serenidad, recibe un relajante y cálido abrazo para tu ser.

Beatriz

 
On 1 de marzo de 2010, 12:09 , iris dijo...

Me encanta cuando dices : " Y me imagino por un momento , que con música celeste , voy llenando de suspiros y notas las locuras de esta vida " . ¿ Qué es la vida si no ? , UNA LOCURA . Besitos .