Para ti querido amigo, poque siempre me tocas la fibra sensible cuando te visito.
Extraña habilidad .... jejeje

http://marazulmalaga.blogspot.com/


Mi amigo Ignacio me ha contado una experiencia increible.

En una meditacion en medio de un campo de arboles frutales, sintio la conexion con los arboles, las plantas, y todos los seres que le rodeaban.

Sintio todo su amor, y sintio al desprender la fruta de las ramas un extasis. Un placer que solo lo podia comparar a lo que sentimos cuando hacemos el amor. Era la entrega absoluta, una donacion sublime...

Y tambien sintio el dolor, el dolor de la indiferencia, de nuestro pasar a diario centrados solo en nuestro propia discusion mental sin percatarnos de las ofrendas y los actos de amor que nos rodean cada dia.

Por eso cada vez que pases precipitado hacia tu trabajo,  parate un instante y reconoce la belleza que te encuentras por el camino.... Es probable que tu dia se ilumine de repente....
Una letra sin desperdicio.... Que la disfruteis





"...olvídate de esa estupidez de ser especial.


Sé normal
y difruta de las cosas normales,
deja que la normalidad sea tu religión.

Comer, dormir,
el sol, las flores,
la gente, el mercado;
sé normal
y disfruta de esas cosas".


OSHO, El martillo en la roca.
Gracias Gonzalo.


    
"Si me preguntas si puedo garantizarte cualquier cosa, puedo decirte que no. Solo te puedo garantizar el peligro, solo te puedo garantizar una gran aventura, con todas las posibilidades de perderte y no llegar nunca a la meta.

Sin embargo hay algo cierto: La misma búsqueda te ayudara a crecer. Solamente puedo garantizarte crecimiento. Habrá peligro, habrá sacrificio, cada día te moverás hacia lo desconocido, hacia lo imprevisto, y no habrá un mapa que seguir.

Si, hay millones de peligros y te puedes perder, te puedes distraer, pero esta es la única forma en la que uno crece. La inseguridad es la única forma de crecer; enfrentar el peligro es la única forma de crecer; aceptar el desafío de lo desconocido es la única forma de crecer."
OSHO. Dang Dang Doko Dang Cap. 7

En un momento como el que estamos viviendo, tan historico, es casi obligatorio actualizar y hacer cambios, para ir profundizando cada vez mas en cúal es nuestra esencia.

Son la toma de decisiones, la inestabilidad, el movimiento, el miedo, el peligro.... lo unico que nos garantiza el crecer y el hacernos responsables de nuestra existencia.

Y llega un momento en que aparece mi eterno Cerato, diciendome que no es el momento de decidir nada porque no estoy preparada.

O mi ancestral Gentian que hace que me pare en seco porque lo que ocurre no es tal y como estaba planeado por mi.


Y entonces me entra el vertigo y aparece Sclerantus.... que mira las opciones viendo perdidas en vez de ganancias. E  intento abandonar la mente dividida para volverme a la unidad y sentirme centrada... porque tal como soy desde aquí, no puedo decir que soy.

Me quedo mirando y mirando, y mi mente se agota.... y ya no quiero intentarlo mas. Cuando llego a Gorse estoy agotada.

Y recibo una llamada, un mensaje, un email.... de esos compañeros del alma que tanto me quieren  y que tienen el cielo ganado conmigo... y me dicen que siga adelante. Que las piezas del puzle iran encajando a su debido tiempo, que no sea tan severa conmigo, y que todo tiene su motivo.... y sin avisar, llega Hornbeam, y consigo caminar sin entender muy bien a donde voy.

Hasta que tan solo me queda  fluir y dejarme llevar, atenta a las señales en esta danza de la realidad que me indiquen si sigo perdida o he encontrado mi sitio. Wild Oat.


Mucho aire nos separa,

kilómetros de atmósfera infranqueable
que te vuelven irreal, irrespirable.
Ojalá que entre líneas te encuentres con tu nombre
y, una vez descubierto, me ames un instante.
Me regalaste la conciencia de vivir cada momento saboreando los dias.... aunque no siempre lo consigo.
Te vi marchar pero ni siquiera pude decirte "hasta luego"...
Te sigo llorando, aunque ahora en silencio....
Siempre tendras una entrada directa a mi alma....